Economía

Economía | El Gobierno actualizó el impuesto a los combustibles y las naftas vuelven a subir

El Ministerio de Economía dispuso aplicar en junio una suba menor a la que estaba prevista en el tributo que pagan los combustibles

El Gobierno de Javier Milei decidió elevar los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC), que se trasladará directo al precio del litro de nafta y gasoil a partir de este sábado 1° de junio, por lo que el salto del precio podría llegar hasta el 18%.

Mediante el decreto 466, publicado este martes en el Boletín Oficial que lleva las firmas de Milei, el exjefe de Gabinete, Nicolás Posse y el ministro de Economía, Luis Caputo, el Ejecutivo estableció un nuevo cronograma para subir los impuestos fijados para los combustibles virgen. De esta manera, entre el 1 y el 30 de junio se aplicarán las subas a esos tributos por el cuarto trimestre de 2023 y al primer trimestre de este año.

Cabe recordar que el 1° de junio vence la prórroga del mencionado tributo, y el Ejecutivo tenía que decidir si continuaba con el congelamiento dispuesto a fines de abril o si volvía a actualizarlo de acuerdo a la inflación. El argumento que se utilizó para postergar el incremento al ICL en mayo tenía que ver con “estimular el crecimiento garantizando un sendero fiscal sostenible”. Sin embargo, ahora la cartera a cargo de Caputo dispuso la actualización del tributo que tendrá un trasladado a la nafta y el gasoil en surtidores -de YPF, Shell, Axion y Puma Energy– con efectos en la inflación.

Whats-App-Image-2024-05-01-at-21-06-08

“Con el fin de estimular el crecimiento de la economía garantizando un sendero fiscal sostenible, resulta razonable diferir parcialmente los efectos de los incrementos que resultarían aplicables a partir del 1° de junio de 2024 para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil”, sostiene el decreto. Y se remarca que los “hechos imponibles que se perfeccionen desde el 1° de julio de 2024, inclusive, deberá considerarse el incremento total en los montos de impuesto”.

En lo que va de 2024, los precios de las naftas y el gasoil acumulan un alza de 57% promedio. Si se confirma que las petroleras trasladas esta suba de impuestos a los precios en torno al 20%, el litro de nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires escalará unos $178 sobre los valores vigentes. La súper rondaría los $1.048 y la premium $1.195. Para el gasoil, el ajuste sería del 11% y haría saltar el litro $121. (DIB)

 

 

 

Volver arriba